lunes, 7 de marzo de 2011

166.


Se dedica este discurso
a la real academia de la lengua española
por lo mal que lo debe estar pasando


No hay comentarios:

Publicar un comentario