martes, 2 de noviembre de 2010

144.


Ese día conocí tu nombre y tu apellido
y descubrí que no solo era tuyo
que también era mio

No hay comentarios:

Publicar un comentario